Mortero

El mortero de laboratorio es un instrumento utilizado para triturar elementos sólidos. Los morteros datan incluso del 1500 a.c, encontrándose papiros egipcios que hablan del uso de este instrumento. El mortero es principalmente utilizado en las áreas de cocina y farmacéutica, y aunque no poseen tantas diferencias entre sí tienen puntos característicos que los distinguen.

Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas utilizado un mortero en el área de cocina, si es así te será sencillo reconocer uno de laboratorio; pues el mortero a pesar de su antigüedad es uno de los instrumentos que menos ha sufrido variaciones a lo largo del tiempo. Esto gracias a que su sencillo diseño es ideal para cumplir su función.

¿Qué es el Mortero de Laboratorio?

El mortero de laboratorio es un instrumento que forma parte del equipo de laboratorio. Este está conformado por dos partes, un cuerpo sólido cóncavo, similar a un recipiente aunque con curvaturas ovaladas para facilitar el deslizamiento del triturado. La otra parte es un garrote de pequeño tamaño y mismo material que el recipiente, con este se realiza el triturado.

Los morteros de laboratorio pueden venir en distintos materiales, siendo estos el cuarzo, la cerámica, el vidrio y el metal. Aunque los morteros usados para otras áreas, como la culinaria pueden estar hechos de plástico o madera, los morteros de laboratorio deben cumplir características específicas y por ello se emplea el uso de estos materiales.

Los más comunes de encontrar son los hechos de materiales cerámicos, es decir inorgánicos no metálicos, principalmente la porcelana; siendo los de vidrio también fáciles de encontrar. El mortero de metal más conocido es el almirez que es un tipo de mortero de cocina; no obstante, también se encuentran morteros de laboratorio en este material aunque es menos común.

¿Para qué sirve el Mortero de Laboratorio?

El mortero de laboratorio sirve para triturar muestras sólidas; el acto de triturar es desmenuzar o moler un elemento necesariamente en estado sólido, descomponiendolo así en partes más pequeñas. Dependiendo el tipo de muestra este es un proceso que requerirá más o menos fuerza y es un procedimiento muy usado en elementos orgánicos, aunque en realidad esto es indiferente.

El mortero también se usa para mezclar elementos y hacer preparaciones ya que su superficie y estructura es idónea para ello. Antiguamente era empleado para mezclar ingredientes tales como hierbas hasta crear con estas pastas para usarse como medicinas.

A pesar de que los morteros están diseñados para triturar elementos sólidos y sus materiales son resistentes; los morteros de laboratorio no se emplean en la trituración de elementos con un nivel de dureza demasiado alto. No es el instrumento idóneo en estos casos, primero porque la fuerza aplicada es manual y depende del ejecutante y segundo por los daños que puede sufrir el instrumento.

Usos del Mortero de Laboratorio

La trituración de elementos sólidos es necesaria en el laboratorio en distintos procedimientos. Normalmente cuando se va a agregar los restos triturados del elemento sólido en una solución para generar una reacción. Se puede llevar el elemento hasta un estado completamente pulverizado o solo reducirlo a pequeñas partes.

El uso del mortero es bastante intuitivo y no se requiere ningún tipo de entrenamiento o instrucción para usarlo. Solo basta con colocar la muestra en el recipiente del mortero y comenzar a molerlo con el garrote, el cual por la forma del recipiente se hace de mayor comodidad hacerlo en un sentido circular pero no hay forma predeterminada de hacerlo.

Los morteros de laboratorio actualmente han disminuido su uso, siendo reemplazados por instrumentos electrónicos capaces de realizar su función a mayor capacidad y precisión. Pero esto no quiere decir que sea un instrumento obsoleto, al contrario es encontrado en los laboratorios con regularidad.

Es importante que sepas que el que aún sea usado a pesar de contar con instrumentos más sofisticados que realizan su función; se debe a que su facilidad de empleo le aventaja cuando se trata de tratar con muestras pequeñas. Siendo rápido, sencillo y práctico de utilizar.

Tipos de Morteros de Laboratorio

Al ser un instrumento tan antiguo y que ha sido utilizado por tan diversas culturas existen varios tipos de morteros de distintos materiales e incluso con variaciones de diseños para propósitos específicos. No obstante normalmente estos eran dirigidos más hacia el área culinaria. En el caso de los morteros de laboratorio, su diseño es uno único estándar.

Si se pueden clasificar los tipos de morteros de laboratorio sería por el tamaño y el material con el que están hechos los mismos. Respecto al tamaño hay de varias dimensiones, encontrando de 80ml a 500ml; siendo siempre lo suficientemente pequeño para poder ser manipulado manualmente sin dificultad, no siendo apto para la trituración de muestras de gran tamaño.

En cuanto a la diferencia por material esto cambia algunas características; por ejemplo, el mortero de vidrio es impermeable, mientras que el de porcelana aunque no es tan poroso, no llega a ser impermeable. Mientras la porcelana tiene mejor resistencia térmica que el vidrio, aunque esto dependerá también del tipo de vidrio.

Al momento de escoger un mortero de laboratorio lo primero que debes verificar es que el material del que está construido cumpla con los requerimientos para ser apto para trabajar con muestras de laboratorio. Seguidamente el tamaño, para que puedas trabajar con comodidad respecto al tipo de muestra que vayas a utilizar.

Características del Mortero de Laboratorio

Anteriormente te mencione que al adquirir un mortero debes asegurarte que el mismo cumpla con ciertas cualidades que lo hagan propicio para trabajar con los elementos empleados en los laboratorios, pero ¿cuáles son estas cualidades? Estas son propiedades que permiten sea seguro trabajar con dichas muestras sin alterar la composición de la misma.

  • Resistencia térmica

A Pesar de que el mortero no es un instrumento que se exponga a altas temperaturas, como parte del material de laboratorio donde se trabaja con todo tipo de muestras; una buena resistencia térmica es una cualidad favorable.

  • Resistencia química

Nuevamente, puede que la resistencia química sea menos necesaria en el mortero que , por ejemplo, un matraz, pero sigue siendo una cualidad requerida para no correr riesgo de daños por corrosión o erosión.

  • Impermeabilidad

Muchos morteros están elaborados con materiales con cierto grado de porosidad. Estos, si se van a usar en la cocina no presenta inconveniente, pero en el laboratorio es otra historia. La porosidad permite la impregnación de la muestra en el mortero lo que puede contaminar muestras posteriores.

Los morteros de laboratorio que mejor cumplen estas características son los de metal y los de vidrio. Siendo estos últimos los preferidos para el área; sobretodo en la rama farmacéutica, donde se emplea el mortero en la elaboración de medicinas y se necesita que el instrumento quede libre de cualquier residuo anterior o se correría el riesgo de alterar los compuestos.

Importancia del Mortero de Laboratorio

El mortero como herramienta tiene una marcada importancia histórica, habiéndose dado hace tanto y en diferentes culturas. Lo cual habla del nivel de necesariedad del instrumento. La trituración de elementos sólidos es utilizado en muchos procesos, sobre todo de creación de nuevos compuestos a partir de estos.

El mortero como instrumento de laboratorio se dio primeramente entre los médicos y boticarios y hasta el día de hoy se mantiene su uso en estas disciplinas. Aunque también se ha extendido a áreas como la química y la biología, debido al tipo de elementos con los que trabajan.

Su uso ha disminuido y se mantiene por la misma razón, la simpleza de su diseño; que ayuda poder ser usado de forma rápida y eficiente para trabajar la muestra sin complicaciones. Es en realidad una preferencia personal el seguir empleando en el laboratorio, pero por practicidad y su reducido costo sigue siendo una opción válida y accesible.

Al igual que el mortero hay muchos instrumentos que han estado en uso por mucho tiempo, mientras que otros más sofisticados son recientes, y otros cumplen ambas características pues se han ido modificando con el tiempo.

Si deseas conocer más respecto a estos instrumentos te invito a visitar mis otros posts con toda la información al respecto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *