Portaobjetos

Los portaobjetos de Laboratorio son una de las piezas más minimalistas y de mayor uso en cualquier laboratorio de investigación, pues provee una base para la observación y el análisis de muestras, lo cual es sumamente importante en estudios científicos.

Debido a todos los logros que se han conseguido con ayuda de ésta pieza, nace la trascendencia del portaobjetos de Laboratorio y con ella, la necesidad de conocer todos los aspectos del mismo.

¿Qué es un Portaobjetos de Laboratorio?

El Portaobjetos de Laboratorio se trata de una lámina delgada sobre la cual se colocan pequeñas sustancias, bacterias, tejidos, entre otros elementos, para ser analizados a mayor profundidad usando un microscopio.

Lo que se hace es sellar las muestras para que no se muevan y poder observarlas con mucho detalle, usando estos instrumentos de observación, básicamente se puede afirmar que nace como una pieza pensada para el microscopio.

¿Para qué sirve un Portaobjetos de Laboratorio?

Básicamente la función de éste instrumento está en ser un soporte para muestras microscópica de diferente índole, para que puedan ser observadas a través del microscopio y así determinar una serie de características particulares, o dar inicio a estudios investigativos de procedimientos que se dan bajo este lente.

Además, permite un soporte estable, sin movimiento, que evita el contacto directo con la sustancia o muestra que va a sufrir procesos de experimentación.

El portaobjetos de Laboratorio permitirá el montaje de las muestras de manera perfecta, para que puedan ser enfocadas con el microscopio, tanto así que algunos la consideran como la pieza fundamental de éste instrumento.

¿Cómo funciona un Portaobjetos de Laboratorio?

El funcionamiento del portaobjetos de Laboratorio es sumamente sencillo, pues se trata de colocar la muestra sobre este instrumento. Este procedimiento se conoce en términos de laboratorio como montaje de la muestra. Los pasos que debes realizar son los siguientes:

  • Selecciona la muestra y luego coloca ésta encima del portaobjetos con suma delicadeza.
  • Coloca encima el cubreobjetos para poder sellar completamente la muestra a observar.
  • Toma el portaobjetos y colócalo encima de la platina del microscopio y con la ayuda de los ganchos que se encuentra a los lados sujeta el portaobjetos.
  • Listo, ya puedes visualizar la muestra con el microscopio y hacer todas las observaciones necesarias.

Hay que entender que existen dos modos de realizar el montaje de la muestra encima del portaobjetos:

  • Montaje en seco

En este caso, el procedimiento es exactamente igual al que anteriormente te mencioné. Cuando se habla en seco, se refiere a que se coloca directamente en el portaobjetos y se sella en seco, es decir, sin ningún fluido.

  • Montaje en Fresco

En este caso es lo contrario, al colocar la muestra en el portaobjetos de laboratorio, se hidrata con agua o algún otro líquido, para que se pueda visualizar bajo el microscopio.

Es importante conocer cuál de los dos montajes es el adecuado al momento de hacer una observación en el microscopio, este es realmente el primer paso, pues va a definir el resto del experimento.

Usos del Portaobjetos de Laboratorio

Los usos del portaobjetos de laboratorio se limitan, casi exclusivamente, a los laboratorios, bien sea del área médica, biológico, microbiología, histología, entre otros.

Es decir, en todos aquellos lugares que se valen del microscopio para hacer los análisis, como por ejemplo, los laboratorios de bioanálisis, dónde se someten muestras de sangre u otros fluidos orgánicos para su observación, evaluación, control y determinación de valores y patologías.

Los usos son ilimitados y van a depender de los destinos para los que sean hechos, pues van de observar un tejido del cuerpo o embrión, hasta estudios de microorganismos vivos.

Lo que sí es cierto es que el uso del portaobjetos de laboratorio se ha extendido a todos los campos de investigación y laboratorio, para determinar las propiedades microscópicas que cualquier elemento pueda presentar.

Tipos de Portaobjetos de Laboratorio

Aunque sea difícil de creer los portaobjetos de laboratorio presentan una diversidad de tipos, pues con el pasar de los años se han ido especializando, a tal punto de conocerse modelos exclusivos para cumplir con una función en específico. Entre los principales tipos de portaobjetos de laboratorio encontramos:

Según el material que lo compone;

    • Portaobjetos de Plástico

Se trata de un plástico especial, puesto que tiene que ser muy resistente y de transparencia perfecta, para que pueda ser analizado con el microscopio de la manera más nítida posible. Estos portaobjetos nacen como una forma de abaratar los costos del vidrio.

    • Portaobjetos de Vidrio

Fueron los precursores, también llamados portaobjetos de cristal, porque su material de fabricación es vidrio de la más alta calidad.

    • Portaobjetos de Vidrio Borosilicatado

Es un tipo de vidrio especial en el cual hay participación de elementos como el Boro y el silicio para su conformación, otorgándole unas propiedades especiales entre las que destacan durabilidad y un acabado perfecto.

Según la especialización;

    • Portaobjetos estándar

Son los que tienen un diseño rectangular perfecto con acabados muy pulidos y su función está destinada al trabajo y análisis de sustancias, compuestos, elementos u otro material de tipo infeccioso.

    • Portaobjetos con cavidades

En este caso presentan en su longitud cavidades para el análisis, por ende sus acabados son más gruesos. Este tipo de portaobjetos se usa para la observación y análisis de materiales en suspensión.

    • Portaobjetos con líneas de color

Este tipo de portaobjetos presenta unas bandas con una rotulación a color, ideal para el estudio de aquellos objetos en cromatografía.

    • Portaobjetos especial

Son aquellos portaobjetos que tienen unas características y dimensiones específicas para trabajar, con el tamaño de ciertos tipos de tejidos o muestras de gran grosor.

    • Portaobjetos diagnóstica

Es el que se usa primordialmente en el área de la salud para el estudio de anticuerpos e inmunofluorescencia, con el fin de establecer diagnósticos de diferentes patologías.

    • Portaobjetos con banda mate

Este es un portaobjetos que tiene la particularidad de tener en uno de los extremos una banda mate para asegurar un mejor diagnóstico, observación y análisis de diferentes muestras.

Cada tipo de portaobjetos de laboratorio tiene una especialidad, por tal razón, es importante que conozca cada uno de ellos para elegir el mejor en un momento o fenómeno determinado.

Características del Portaobjetos de Laboratorio

Los portaobjetos de laboratorio cumplen con una serie de características especiales que le permiten consolidarse como un instrumento de laboratorio particular. Se puede llamar portaobjetos a aquel objeto que cumpla con las siguientes características:

  • Se trata de una lámina muy delgada en forma rectangular.
  • Son realizadas a partir de tres únicos materiales como lo son el cristal, vidrio Borosilicatado y plástico, por ende, tiene que ser transparente para poder reflejarse en el lente del microscopio.
  • Se acompañan de un cubreobjetos que le permite sellar completamente la muestra, para evitar que se mueva y así poder hacer una observación detallada de la misma.
  • Las dimensiones tienden a ser por lo general de 75 mm de largo por 25 mm de ancho.
  • Es colocado en la platina de los microscopios.
  • Tienes que conservarlos en lugares secos es decir, de humedad casi nula.

El portaobjetos de laboratorio se complementa con el microscopio, trabajan a la par para poder cumplir con todas las funciones y las características que te mencioné. Siendo necesarias para una simetría entre ambos instrumentos.

¿El Portaobjetos de Laboratorio es lo mismo que cubreobjetos?

Hay que entender que cuando escuchamos estos dos nombres tenemos que diferenciarlos, pues no se tratan del mismo instrumento. Los dos trabajan de manera sinérgica cuando se van a observar muestras en el microscopio, pues el portaobjetos es la base y el cubreobjetos, como su nombre sugiere, se posiciona encima de éste, sellando la muestra.

En pocas palabras un soporta la muestra y el otro la cubre, para lograr que quede fina y así pueda encajar en el microscopio perfectamente.

Importancia del Portaobjetos de Laboratorio

La importancia de estos elementos radica en el hecho de que han permitido avances significativos en el campo de la ciencia, en conjunto con el microscopio, pues sin esta lámina sería imposible observar, con tanto detalle una materia dada.

Es por esto que se convierte en una pieza trascendental en aquellos lugares donde se realizan análisis microscópicos, como laboratorios, prácticas de bioanálisis, en la industria farmacéutica, médica, microbiológica, histología, parasitología, entre otros.

Sin lugar a dudas,  todo esto demuestra que su campo de acción es sumamente diverso en el mundo de la ciencia y que los avances que se han logrado en estas áreas han tenido una participación directa del portaobjetos de laboratorio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *