Embudo

El embudo es un instrumento de uso común  empleado tanto de manera especializada como en la vida cotidiana. Se utiliza para canalizar un flujo de líquido comúnmente a recipientes. El embudo es un instrumento sumamente antiguo, al punto de tener representaciones en la cultura popular, por ejemplo el símbolo del embudo invertido que simboliza “locura”.

El origen de la palabra “embudo” viene del latín y hacía referencia a “conducto”. Este instrumento  puede estar hecho de distintos materiales y tamaños, también notarás que dentro del laboratorio tiene funciones diferentes y por ende modificaciones en su diseño.

¿Qué es un Embudo?

El embudo es un instrumento hueco con dos extremos, uno ancho y otro angosto. Su forma es cónica aunque la parte angosta asemeja más a un cilindro. Los embudos de laboratorio al ser parte del equipamiento que debe tener contacto con sustancias químicas están hecho de vidrio; pues este material posee inercia química.

La inercia química corresponde a compuestos con gran estabilidad molecular y por ello no reaccionan químicamente con sustancias, al menos no fácilmente. No obstante, también los hay de polietileno no reactivo, aunque estos se usan en sustancias no corrosivas, mayormente disoluciones acuosas, sustancias con una mayor proporción de disolvente en su composición, teniendo como norma que este sea agua.

¿Para qué sirve un Embudo?

Los embudos son instrumentos que permiten el traspaso de sustancias, pero ¿Para qué se necesitaría esto? Pues bien puede que te hayas encontrado con casos en los que necesitas pasar de un envase a otro un líquido pero al hacerlo lo derramas o se vuelve un procedimiento engorroso por la diferencia en los tamaños de los mismos.

Con mucho cuidado y concentración puedes tratar de no derramarlo pero cuando se trabaja con sustancias químicas corrosivas, contaminantes o sencillamente necesitas mantener el área esterilizada, no puedes permitirte ese tipo de accidentes.

El embudo aparece entonces como la solución ideal, ya que gracias a su diseño con un extremo ancho y otro angosto, hace de canal sin importar la diferencia de tamaño de los recipientes. También es común utilizarlos para filtrado, al añadirles papel de filtro en el traspaso del líquido.

Usos del Embudo

El uso que se le da a este material de laboratorio  depende del tipo de embudo. Ciertamente es probable que estés familiarizado con el embudo regular que es común ver en los hogares, pero al hablar del embudo de  laboratorio se requiere de uno para cada posible función que se le vaya a dar. Esto porque las condiciones que requieran las sustancias pueden variar y habrá que adaptarlo.

Aparte del uso para trasladar sustancias, está el de filtrado. El especializado para sólidos que controla la velocidad de traspaso e incluso para decantaciones, que es un método de separación de sustancias, ya sea un líquido de otro o un líquido de un sólido, situaciones en las cuales son necesarios distintos embudos.

Tipos de Embudo

El embudo es un instrumento de gran utilidad, por ello no es sorpresa que se haya adaptado para ser usado en cada una de las aplicaciones que se requieren en las distintas condiciones que se presentan en el laboratorio. Por ello ahora cuentas con varios tipos de embudo, basados en el modelo clásico usado a través del tiempo. Entre estos encuentras:

  • Embudo plano

El embudo regular de uso común normalmente hecho de vidrio. Sus medidas varían encontrándose en diferentes presentaciones.

  • Embudo de filtración

Se utiliza para separar sólidos de líquidos a través de la filtración, proceso en el cual los sólidos quedan suspendidos en una superficie porosa. Para realizar la filtración a estos se les añade papel de filtro. Normalmente están hechos de plástico o cristal y debes tener cuidado con ciertas sustancias que pueden obstruir el filtro.

  • Embudo Büchner

Este es un subtipo de los embudos de filtración, utilizado específicamente para filtraciones al vacío. Está hecho en porcelana, se puede encontrar de plástico pero es preferible la porcelana por el medio en el que se usa. En su diseño está integrado un cilindro separado por una placa con orificios para el filtrado.

  • Embudo de adición

Estos embudos permiten controlar el flujo del líquido a través de llaves de paso, esto es necesario cuando un traspaso abrupto de la sustancia pudiere causar reacciones en la misma. Están hechos de vidrio y poseen una junta de vidrio esmerilado para calar a la perfección con el recipiente de traspaso.

  • Embudo de decantación

Elaborado en vidrio se usa para separar líquidos inmiscibles, es decir que se mezclan en cualquier proporción. Posee una llave de paso en su extremo inferior y su forma es un poco diferente a los embudos regulares, siendo semejante a una pera.

  • Embudo Hirsch

Bastante parecido al embudo Büchner, con orificios para filtración; con la diferencia que la parte cilíndrica es más ancha y corta, en tanto que se usa para volúmenes menores a 10 ml.

  • Embudo de polvo

Hecho de plástico su extremo cilíndrico es corto y sumamente ancho para asegurar el paso del material sólido de manera fluida, algo que no sería posible con los embudos tradicionales debido a lo angosto del mismo.

Como puedes observar los diferentes tipos de embudo son tales por la naturaleza de la sustancia o muestra que deban de traspasar. Los sólidos necesitan embudos más anchos, las sustancias con peligro a reaccionar un traspaso lento y medido. Además, la inclusión del proceso de filtración ha dotado al instrumento de una utilidad todavía mayor.

Características del Embudo

Los embudos son instrumentos prácticos, bastante intuitivos y de fácil reconocimiento; pueden estar hechos de plástico, vidrio, porcelana o acero.

El embudo es un instrumento íntegro de un solo cuerpo sólido. En ocasiones con llaves de paso o placas para filtración, pero no cambia su estructura hueca y cónica de dos extremos, en el que uno es más ancho que el otro, que a su vez es más largo.

Importancia del Embudo

El embudo es un instrumento de gran importancia para la seguridad y el tratamiento de las sustancias. El traspasar un elemento de un recipiente a otro es una práctica común, por ello tener un instrumento que te asegure dicho trasvasado de forma limpia y adecuada, según la sustancia, es esencial para llevar a cabo el trabajo de laboratorio.

Hay muchos tipos de embudos pero todos elaborados con la finalidad de facilitar el trasvase de un recipiente a otro. Identifica el que está presente en tu laboratorio, conócelo y úsalo de la forma más adecuada, así mantendrás la seguridad al momento de desarrollar tu labor.

Si deseas indagar un poco más a detalle sobre cada uno te invito a revisar mis post donde también podrás encontrar información de otros materiales de laboratorio sin importar el área de estudio ni de aplicación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *