Tubo de Thiele

El tubo de Thiele es un instrumento cuya apariencia se asemeja mucho a un tubo de ensayo, diferenciado al tener una especie de asa que sigue siendo parte del tubo (no algo externo). Sin embargo, su función dista de la del tubo de ensayo, pues se utiliza para determinar el punto de fusión y lo puedes encontrar en los laboratorios con facilidad.

¿Qué es el Tubo de Thiele?

El Tubo de Thiele es el instrumento que se usa para determinar el punto de fusión, pero ¿qué quiere decir esto? El punto de fusión es el punto en el que un elemento cambia de estado sólido a líquido, este punto se encuentra aplicando calor y es allí donde la anatomía particular del tubo de Thiele se hace presente.

El tubo podrá tener una parte que parece un asa, pero en realidad este es el lugar menos indicado para sujetarlo, ya que es allí donde se aplica el calor. Previamente a la aplicación del calor, en el tubo debe haber un aceite y por la forma del tubo, este, al calentarse procederá a circular por el mismo de manera uniforme.

¿Para qué sirve un Tubo de Thiele?

Si la función del tubo de Thiele es determinar el punto de fusión, este entonces sirve para cambiar un elemento de estado sólido a líquido. Este procedimiento muchas veces se da incluso de forma natural como puedes observar cuando el hielo en agua o temperatura ambiente se derrite.

En sí, el tubo de Thiele sirve para calentar un baño de glicerina o aceite y mediante esta acción determinar el punto de fusión. El tubo contiene también un tubo capilar y un termómetro, en el tubo capilar va la muestra y el termómetro es para medir la temperatura y así determinar el punto de fusión.

¿Cómo funciona el Tubo de Thiele?

El tubo de Thiele debe contener aceite o glicerina, porque requiere de un líquido con un punto de fusión elevado. Luego se procede a introducir el capilar con la muestra dentro y el termómetro al lado. Un punto importante es no dejar que el tubo capilar o el termómetro toque la pared del tubo de Thiele durante el ensayo, debe estar sumergido sin entrar en contacto.

El último paso, es calentar el líquido aplicando el fuego, al brazo lateral del tubo. El tubo de Thiele se usa también para determinar el punto de ebullición, este es cuando se transforma el líquido en gaseoso, es decir, cuando comienza a hervir y el punto de temperatura en el que hierve es tomado como punto de ebullición.

La forma del tubo Thiele hace que el aceite circule y la temperatura se mantenga uniforme mediante las corrientes de convección que se dan. Estas corrientes transportan calor y para realizar el proceso de forma adecuada la temperatura debe aumentar de manera lenta y progresiva.

Usos del Tubo de Thiele

Los usos del tubo Thiele se limitan al laboratorio. Es un instrumento muy específico con una finalidad claramente definida. Para que un elemento alcance su punto de fusión no basta con someterlo al calor, dicha temperatura debe ser siempre constante y es allí donde interviene el diseño particular del tubo de Thiele.

Entre los campos en los que más se usa el tubo de Thiele se encuentran, la química orgánica e inorgánica, además del sector biotecnológico que lo emplea para analizar las propiedades de los elementos que utiliza.

Incluso se utiliza para determinar la pureza de los materiales, mientras más alto tenga el punto de fusión el material, más puro se considera. De hecho esto se emplea también para clasificar compuestos.

La determinación del punto de fusión de diversos materiales ha servido para el desarrollo tecnológico, uno de los casos más notables es en la metalurgia. Donde el punto de fusión de los metales es un conocimiento crucial para poder emplear los diversos metales en uso para la fabricación de distintas herramientas.

Tipos de Tubos de Thiele

El tubo de Thiele viene, por decirlo de alguna manera, en su única presentación. Puede variar el tamaño pero más allá de eso no hay diferentes tipos. Lo que sí hay son dispositivos modernos que realizan su función, es decir, determinan el punto de fusión. Estos son automatizados y otorgan gran precisión en el análisis de las muestras.

Características del Tubo de Thiele

El tubo de Thiele está hecho de vidrio y viene en distintos tamaños, aunque una media estándar tiene una Longitud 150 mm y un volumen de 40 ml. Aparte del tubo, trae consigo una tapa con dos agujeros donde se introducen el tubo capilar y el termómetro. Otro instrumento que se asocia al uso del tubo de Thiele es el mechero de bunsen, ya que es el que se usa para calentarlo.

El tubo de Thiele sigue sin variaciones desde su creación en 1917 por Johannes Thiele, químico alemán que da su nombre al instrumento. Así que todos son básicamente iguales, por lo que no tendrás problemas para reconocerlo al momento de necesitarlo.

Importancia del Tubo de Thiele

El tubo de Thiele es un instrumento crucial en el uso del laboratorio. Encontrar el punto de fusión de los materiales es necesario para poder trabajar con ellos. Ya sea porque se busca cambiar su estado a uno líquido para maniobrar con el mismo o para evitar que esto suceda.

Dentro de la clasificación de compuestos orgánicos es igualmente importante la determinación del punto de fusión y estas clasificaciones son esenciales para la utilización de los compuestos.

Actualmente hay equipos avanzados que miden el punto de fusión de los elementos de forma automática así que ¿por qué seguir usando el tubo de Thiele? Principalmente por su facilidad de uso y su accesibilidad. El sector educativo de hecho emplea el uso del mismo por estos motivos y muchos los conservan en sus laboratorios por ello.

Cada instrumento es necesario y su aplicación marca el desarrollo de diversos procedimientos que han significado avances en los campos de las distintas ciencias.

Para seguir indagando sobre estos instrumentos te recomiendo visitar mis redes sociales, tendrás la información más completa sobre ellos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *