Cinta Métrica

La cinta métrica también llamada flexómetro es un instrumento de medición, como tal está diseñado para obtener cantidades de diversas magnitudes físicas. Esta cuenta con diferentes diseños dependiendo el área de uso, centrando dicha variedad en el material con el que está elaborada.

La cinta métrica mide las cantidades de ancho y largo, o más precisamente distancias entre puntos, magnitudes físicas que determinan el tamaño de un objeto o distancia de uno con otro. Como tal es una herramienta de uso extendido cuyo origen, como la conocemos actualmente, tuvo lugar en el siglo XIX, aunque desde el antiguo imperio romano se encuentran rastros de uso de reglas para medición.

¿Qué es una Cinta Métrica?

La cinta métrica es a cierto modo una regla extensible, esto debido a que efectivamente es una “cinta” no un material rígido. Estas están graduadas y pueden llegar a medir grandes longitudes, además gracias a su flexibilidad pueden ser transportadas enrolladas, por lo que aunque mide grandes longitudes no ocupa dicho espacio.

La flexibilidad de la misma amplía su capacidad de medición podrá amoldarse a esquinas y curvas, no estando limitado por la forma del objeto como en el caso de los instrumentos de medición rígidos. Existen con tener distintas graduaciones, estando en centímetros, pulgadas o milimetradas, además abarcan  diferentes longitudes llegando incluso algunas a los 500 m.

¿Para qué sirve una Cinta Métrica?

La cinta métrica determina diversas cualidades físicas de un objeto relacionadas con su longitud. La precisión de la misma es media, siendo sumamente útil en diversas áreas y oficios. A partir del siglo XIX se empezó a extender su uso, aunque no fue hasta 1926 que se empieza a producir masivamente por la compañía Hipólito.

A pesar de la simpleza de su diseño, lo que hace que la cinta métrica tome medidas con mayor precisión es su flexibilidad pues se amolda mejor a las superficies dando acceso a su longitud. Usar correctamente una cinta métrica es bastante sencillo pues es de uso intuitivo; aunque dependiendo el tipo de cinta los diseños tienen diferencias a tener en cuenta al momento de utilizarlas.

La cinta métrica ha sido rediseñada en varias oportunidades para servir en las mediciones de distintos tipos de objetos, pero su principio es siempre el mismo. Como instrumento de medición es de los más conocidos llegando a ser requerido como herramienta del hogar gracias a su utilidad, en industrias, laboratorios y mucho más.

Uso de la Cinta Métrica

La cinta métrica tiene un uso extendido en diversas áreas; entre ellas, las más comunes son la construcción y la costura, de hecho cada una utiliza un tipo de cinta métrica diferente. En la construcción se mide comúnmente el tamaño de objetos y las distancias pues se requieren de medidas exactas  al momento de trabajar en estructuras.

En el caso de la costura, la ropa debe amoldarse a la figura y para ello se utiliza la cinta métrica en la confección o arreglo de la misma, logrando tomar las medidas necesarias tanto a la persona como a los tejidos para crear prendas a la medida.

Hay otras disciplinas en la que el uso de la cinta métrica es igualmente necesario, como la carpintería o la topografía donde se utilizan cintas de incluso 100 metros para calcular distancias.

Tipos de Cinta Métrica

Es muy probable que en tu vida cotidiana ya te hayas topado con distintos tipos de cintas métricas, pero normalmente al pensar en esta herramienta lo que se viene a la mente es la cinta de retorno. Sin embargo, hay muchas más que esta y conocerlas te ayudará al momento de decidir cuál usar en el procedimiento que desees realizar.

Metro plegable

Usado comúnmente por carpinteros, el metro plegable mide unos dos metros y puede ser rígido pero este se pliega cada 20 centímetros. Estos anteriormente solían ser de madera pero actualmente se consiguen fabricados en fibra de vidrio. Están marcados por una cara en varas y por la otra en metros.

Cinta de costura

Utilizada en confección de ropa, esta es de diámetro más reducido siendo la cinta métrica más pequeña. Hecha de tela o plástico, su material es sumamente flexible y suelen medir 1,5 m. Están marcadas por ambas caras aunque con la misma escala, empezando una numeración donde termina la otra.

Flexómetro o de resorte

El tipo diseñado especialmente para la construcción. Esta cinta posee una “caja”  en la que es enrollada por un resorte interno. Suele sobresalir una punta de metal que se encarga de engancharse a una superficie para extender la cinta. Anteriormente se fabricaban solo en acero pero ahora se hacen de fibra de vidrio siendo mucho más livianas.

Las cintas métricas varían en medidas y materiales dependiendo para qué han de ser usadas. Las cintas largas son usadas por topógrafos, van 100 hasta 500 metros y son enrolladas por manivelas manuales, no por resorte como las de construcción. Por lo general y gracias a la implementación de la fibra de vidrio estas son livianas y de fácil transporte.

Características de la Cinta Métrica

Las cintas métricas suelen medir un promedio de 2 metros. Dividiéndolas por el tipo de enrollado: de resorte y el manual, encuentras dos presentaciones. Las que vienen con caja (de resorte) cavidad que suele medir unos 8 centímetros, lo que vendría siendo alrededor de 3 pulgadas. O las que solo traen la cinta o cuentan con una manivela, las cuales presentan una longitud mayor.

El material también puede ser de mayor o menor rigidez, pero debe cumplir con la característica de ser flexible y poder medir superficies curvas. Un punto distintivo común a todas las cintas métricas es el color, ya que son amarillas con la graduación en negro o rojo para optimizar la lectura. Estas siempre vienen enrolladas por comodidad y también es la manera de mantenerlas cuando no están en uso.

Dependiendo del proyecto o investigación que estés desarrollando podrás elegir qué tipo de cinta métrica es la adecuada para tener en el laboratorio.

Importancia de la Cinta Métrica

La medición es una técnica necesaria para la manipulación y transformación de objetos en el espacio. Y una de las características definitorias de estos son sus medidas; no se puede construir una casa sin una alineación de sus elementos y para ello es necesario el uso de la cinta métrica, la confección de ropa o zapatos, la fabricación de artículos como mesas o puertas.

De igual forma, al realizar la descripción de algunos elementos, dentro de un laboratorio, para su posterior caracterización, en ocasiones será necesario el uso de la cinta métrica. Ejemplo de ello son laboratorios de física, donde es menester la medición de distancias, tamaños, entre otras cualidades.

La gran mayoría de artículos y artefactos que utilizamos requieren en su creación la toma de medidas; muy probablemente tu mismo te has visto envuelto en alguna situación en la que has requerido utilizar una cinta métrica. Este instrumento posee una gran versatilidad y es usado en múltiples situaciones haciendo de su importancia algo incuestionable.

¿Necesitas una cinta métrica? ¿O es otro el tipo de instrumento de medición que requieres? A pesar  que hay instrumentos que podrían parecer hacer lo mismo a simple vista, las diferencias radican en el uso que debas darles

Si necesitas más información acerca de instrumentos Te invito a revisar mis post donde podrás echar un vistazo a estas útiles herramientas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *