Gotero

En todo laboratorio se requiere de una serie de instrumentos para llevar a cabo todas y cada una de las tareas que en él se elaboran, si eres profesor de química, un profesional de la ciencia o simplemente te gusta aprender sobre esta materia haciendo pequeños experimentos, entonces un gotero te vendrá maravilloso.

Gracias a esta extraordinaria herramienta podrás tener el control con mayor exactitud de las dosis que tienes que aplicar en cada mezcla. El mal uso de un instrumento como este puede causar graves daños tanto a nuestra integridad física como a la de nuestros compañeros, por esta razón debes tener sumo cuidado al momento de manipularlo.

En los laboratorios es muy útil porque ayuda a tener el control de la cantidad exacta de soluciones que se necesitan, sin correr el riesgo de sobrepasar la cantidad requerida en cada caso.  En la medicina es muy común el uso del gotero para proporcionar remedios líquidos o jarabes a los niños pequeños, recién nacidos y hasta a las mascotas.

¿Qué es un Gotero?

El gotero es un tubo hueco que en una de sus puntas tiene forma cónica y en la otra tiene un dedal de goma o una perilla que sirve para tener el control de la cantidad de líquido que se desea agregar a cierta composición.

Este instrumento también es conocido con el nombre de cuentagotas,  lo hay de diferentes dimensiones y puede estar fabricado de variados materiales como por ejemplo vidrio, aluminio, plástico o silicio.

En todo laboratorio debe haber un gotero, pues permite añadir líquidos indicadores y reactivos o pasar de un recipiente a otro cualquier producto  sin el miedo a dañar la mezcla o crear cualquier reacción por colocar más o  menos cantidad de la solicitada.

¿Para qué sirve un gotero?

Este magnífico instrumento de laboratorio sirve para trasladar pequeñas cantidades de sustancias de un lugar a otro, teniendo el control y la seguridad de que se va a echar gota a gota sin excesos para no arriesgarse a dañar las mezclas o el experimento.

Su uso se encuentra completamente limitado en el caso de que se requiera mayor precisión en la cantidad de líquido que se quiera verter, pues para estos casos se sugieren instrumentos más apropiados como lo son la bureta o la pipeta.

Afortunadamente en la actualidad existe gran cantidad de excelentes distribuidores de materiales y equipos de laboratorio, que venden los de mejor calidad garantizando que los resultados obtenidos de las pruebas y experimentos sean los más satisfactorios, pues no existe el riesgo de la contaminación o la falsa medición.

Los equipos que no son de buena calidad complican las investigaciones y hacen que el científico trabaje más para poder obtener el resultado que espera.

¿Cómo funciona un gotero?

Este tubo de vidrio que tiene en uno de sus extremos una especie de capuchón de goma, y al otro extremo una punta cónica, permite succionar y arrojar las soluciones a una cantidad determinada.

Es una herramienta muy fácil de utilizar, para ello solo se necesita presionar un poco la goma que se encuentra en un extremo del gotero, sumergir la punta en el líquido que se desea transportar, soltar la goma para que succione y el líquido pueda quedar en el gotero.

Para ubicar el líquido en el lugar deseado, solo se debe presionar suavemente la goma y él mismo caerá gota a gota, permitiendo tener el control de la cantidad de solución que se desea colocar. Es importante conocer que como no tiene ninguna advertencia, se pueden llegar a perder el procedimiento si se hace mal uso de este instrumento y no se tiene el cuidado al momento de realizar la mezcla.

El gotero siempre debe permanecer limpio, después de cada uso debe lavarse muy bien para evitar que se contaminen los experimentos o que haya alguna reacción por la mezcla indebida de cualquiera de las soluciones anteriores en las que ha sido usado con la que se está haciendo en ese momento.

Usos del gotero

En los laboratorios en los que son utilizados productos químicos, el gotero es una herramienta indispensable ya que con él se añaden los reactivos que necesitan ser manipulados con sumo cuidado y exactitud.

  • Su uso no se recomienda cuando se necesita tener total precisión en la cantidad de sustancia que se precisa colocar. En este caso se deben usar los instrumentos recomendados para ello.
  • Se utiliza para trasladar y verter gota a gota pequeñas cantidades de cualquier líquido.
  • El gotero se utiliza mucho en los laboratorios en los que se necesitan añadir líquidos, reactivos y pequeñas cantidades de cualquier producto.

El gotero es un instrumento imprescindible en cualquier laboratorio, te ayudará a simplificar cada tarea que amerite el transporte para la mezcla de soluciones, además al usarlo de forma adecuada limitará de una manera muy efectiva cualquier tipo de accidente, creando un ambiente de trabajo seguro para todas las personas que se encuentren en el laboratorio.

Tipos de gotero

Por lo general estos utensilios vienen comercializados junto a los frascos goteros universales. Están fabricados con materiales que no son reactivos como lo son el vidrio y el plástico, de esta manera se evita la contaminación de las muestras con otras sustancias, aunque en algunos casos se pueden encontrar de otros materiales.

Existen dos tipos de goteros:

  • Los de punta recta: con este el goteo es rápido y generalmente es un poco complejo controlar la cantidad de líquido que se va a suministrar a la mezcla, debe tenerse bien el control del mismo.
  • Los de punta curva: con este diseño el suministro del líquido es más lento que el que se obtiene con los goteros de punta reta, así resulta más fácil el control y la manipulación de las muestras.

Características de un gotero

Los avances científicos y tecnológicos han permitido el progreso de las sociedades, muy pocos son los que saben que estar en un laboratorio no es trabajo sencillo, ya que es necesario cumplir con ciertos requisitos que permiten que la ciencia se lleve a cabo de una manera positiva y segura para la humanidad.

Contar con los instrumentos que se necesitan en cualquier laboratorio es uno de esos requisitos y entre los principales se encuentra el gotero, un utensilio muy simple pero al mismo tiempo súper indispensable para cualquier experimento o prueba que se quiera realizar y que necesite trasladar líquidos de un lado a otro con cierta exactitud.

Es un cono fino, por lo general están fabricados de vidrio o de plástico de color blanco o ámbar, con un capuchón o dedal de goma, específicamente pe polipropileno y con una punta en algunos caso recta y en otros curva.

Es fácil de limpiar, para hacerlo no se necesita desarmarlo y correr el riesgo de perder ninguna pieza, con el fácil mantenimiento se garantiza más tiempo de trabajo y menos tiempo de limpieza.

Importancia de un gotero

El laboratorio científico es un espacio que debe estar obligatoriamente muy bien equipado con instrumentos de laboratorio, máquinas y materiales que permitan llevar a cabo cualquier tipo de investigación, siendo muy  fáciles de manejar pero al mismo tiempo son muy costosos.

Contar con goteros de calidad y conocer el funcionamiento de los mismos es sumamente importante, va a garantizar que su vida útil sea más prolongada y además no se verán afectados los resultados de la investigación que se realiza.

Poder calcular con total veracidad las soluciones de un experimento en pequeñas cantidades será una tarea fácil, ya sea que se use el gotero de punta recta o curva dependiendo la situación, sin tener la preocupación de derramar líquidos ni de crear reacciones desfavorables por hacer una mala aplicación de las cantidades.

Descubre las ventajas de tener un gotero dentro del laboratorio, sígueme en mis redes sociales para obtener más información. ¡Sígueme!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *