Matraz Erlenmeyer

Para la mezcla de sustancias en laboratorios de física y química, es necesario utilizar un recipiente resistente que ayude a realizar cada proceso correctamente, el instrumento de laboratorio indicado para estos casos es un matraz erlenmeyer.

Esta herramienta es mucho más segura que otros materiales de laboratorio, su estructura y elementos de fabricación impiden que los líquidos se derramen al agitar las soluciones. Todo esto es posible ya que los matraces erlenmeyers pueden taparse con un algodón o una tapa pequeña.

¿Qué es un Matraz Erlenmeyer?

El matraz erlenmeyer o también llamado frasco erlenmeyer, es un recipiente de vidrio de borosilicato, cuya estructura es plana de base, además posee un cuello cilíndrico y forma de cono. Este tipo de herramienta se utiliza para calentar líquidos, sobre todo cuando deben llegar  a punto de evaporación.

Estos recipientes son muy fáciles de reconocer, a partir de cuatro aspectos externos: una base cónica, un fondo plano, un cuello corto y estrecho y por último una boquilla circular, que permite conectarlo con otros equipos de destilación.

Este instrumento de laboratorio debe su nombre al químico alemán Richard August Carl Emil Erlenmeyer. Richard inventó y diseñó este vaso en Alemania, durante 1861. La finalidad del matraz era ayudar en la agilización de procesos químicos de relevancia, durante los avances científicos que se realizaban para la época.

En principio este instrumento de laboratorio sirvió para evaporar líquidos con elevado nivel de peligrosidad en los laboratorios de física y química, luego sus funciones se fueron diversificando con el paso de los años.

Una de las principales ventajas de estos matraces es que debido a su estrecho cuello, impide que las mezclas en ebullición se proyecten. Su uso es necesario para unir sustancias y taparlas, con el objetivo de  conservar los componentes químicos, para que no sean dañados o alterados por otro elemento externo.

¿Para qué sirve un Matraz Erlenmeyer?

Los matraces Erlenmeyer son muy útiles en el armado de instrumentos de destilación y para realizar actividades de calentamiento o hacer reaccionar sustancias. Estos envases también son de gran ventaja cuando se desea almacenar líquidos por periodos prolongados de tiempos, sin dañar o alterar sus componentes.

Debido a su propiedad troncocónica, estos matraces sirven también para realizar mezclas por agitación y durante el proceso de evaporación de control de líquidos. La estructura de este objeto impide que la sustancia se derrame.

Adicionalmente, su forma de cuello estrecho admite la colocación de tapones esmerilados o con algodón, lo que permite la preservación de las sustancias.

Como ya lo he mencionado este recipiente es útil para los laboratorios de física, química y también biología, a continuación detallare su utilidad en estos tres espacios:

En el campo de la química permite mezclar diferentes líquidos mediante el proceso de la agitación, en estos casos lo ideal es utilizar un embudo que permita integrar los líquidos sin ningún inconveniente.

En los laboratorios de biología se emplean para la elaboración de cultivos por medio de la incubación, adicionalmente, se usan como objeto de medición de volumen en la transferencia de gases y la transferencia de oxígeno y velocidad.

Por otro lado, en laboratorios de física, sirve para medir los volúmenes de las sustancias, todo esto gracias a que los matraces Erlenmeyers contienen marcas de medición útiles durante estos procesos.

¿Cómo funciona un Matraz Erlenmeyer?

El matraz Erlenmeyer es un frasco de vidrio muy delicado, por lo cual debe utilizarse de forma correcta, tomando en cuenta las precauciones necesarias al momento de su uso. A continuación te indicaré cómo usar este objeto:

  • Si lo vas a utilizar para llevar a ebullición algún líquido, ubícalo sobre un trípode.
  • Para colocarlo de la forma correcta sobre el trípode, a modo de proteger este instrumento, lo mejor será ubicarlo sobre un anillo o aro de metal.
  • Puedes sostenerlo con pinzas o agarraderas para tubos de ensayos, por el cuello del matraz.
  • Recuerda colocar una tela metálica o rejilla de asbesto entre el matraz y el aro metálico o trípode.

De esta manera es cómo debe sostenerse el matraz de Erlenmeyer sobre un mechero Bunsen para que se caliente con la llama. Recuerda que debe manipularse con sumo cuidado para garantizar su integridad y la tuya propia.

Usos del matraz Erlenmeyer

A diferencia de otros materiales de laboratorio, este equipo tiene diversos usos dentro del laboratorio, uno de los más comunes se da durante las titulaciones. En este proceso el matraz Erlenmeyer es de gran utilidad para que el líquido no se derrame, mientras se agita la sustancia.

En algunas ciencias como la microbiología los matraces se emplean durante la preparación de caldos de cultivo, durante el proceso los matraces pueden ser tapados sin ningún tipo de problema.

Aunque este recipiente puede calentarse, no es recomendable para fundir sustancias químicas violentas, para estos casos es aconsejable utilizar un balón de destilación. También es importante destacar que estos matraces no deben destinarse para medir líquidos, ya que sus medidas son imprecisas.

Al momento de utilizar los matraces en experimentos, es necesario colocarlos sobre rejillas de asbesto para su protección. Para sostener el matraz, las piezas de laboratorio indicadas para agarrarlos son pinzas para buretas.

Los usos del matraz Erlenmeyer son variados y de mucha importancia en el laboratorio, para el desarrollo de experimentos y análisis. Conocer sus potencialidades te ayudará a obtener el máximo provecho posible.

Tipos de Matraz Erlenmeyer

Podemos hallar matraces Erlenmeyers entre los 50 ml y 1000 ml, es decir, que su volumen varía, así  como también su estructura y materiales de fabricación. A continuación te presento los tres tipos de matraz Erlenmeyer que existen:

  • Matraz Erlenmeyer de boquilla ancha

Este recipiente es utilizado cuando se desea trabajar con pipetas que deben llegar hasta el fondo del matraz. También es útil para agregar líquidos con facilidad, sin correr el riesgo que los mismos salgan del recipiente, su volumen es de 125 ml.

  • Matraz Erlenmeyer de boquilla estrecha

Este tipo de matraz tiene la característica de presentar una boquilla angosta, por lo cual, al introducir los líquidos, se debe hacer con  mucho cuidado.

La ventaja de este envase es que, al agitar la mezcla ésta no se derramará. Es por ello que algunos vienen con tapa incorporada, para que la sustancia permanezca en óptimas condiciones. El matraz de boquilla estrecha está elaborado en presentaciones  desde los 10 ml hasta los 6 L.

  • Matraz de base plana

El volumen de este matraz va desde los 125 ml hasta los 5 L, por lo general este matraz está elaborado para hacer cultivos de células y microbios. Este tipo de materiales cuenta con una base plana que no permiten la agitación o el derrame de toda la sustancia.

Dependiendo del tipo de proceso que desees realizar, necesitarás un matraz Erlenmeyer específico, así evitarás posibles fallas durante su utilización.

Características del Matraz Erlenmeyer

Los matraces Erlenmeyer son recipientes muy fáciles de reconocer por su estructura externa, a continuación verás algunas características de este instrumento:

  • Tiene una base redonda y plana
  • Su estructura externa superior está compuesta por un cuello estrecho
  • Estos matraces poseen marcas en su estructura externa que determinan su volumen
  • Hay distintas capacidades y tamaños de matraces Erlenmeyer

Los matraces son instrumentos de gran utilidad y de fácil reconocimiento, sin embargo, también son recipientes muy delicados que ameritan de un cuidado especial que garantice su periodo de utilidad.

Importancia del Matraz Erlenmeyer

El matraz Erlenmeyer es reconocido dentro de la química como uno de los instrumentos más importantes e indispensables por su amplia utilidad y uso.

La gran ventaja de este matraz es que es un objeto mucho más seguros que otros materiales como el vaso de precipitado, debido a que si se desea agitar la mezcla ésta no corre el riesgo de derramarse. Si utilizas los matraces difícilmente podrás perder la mezcla, porque su estructura de cuello angosto y largo impide todo tipo de salpicadura.

Así como estos equipos son de gran utilidad, también es necesario que estas piezas se utilicen con cuidado y con la mayor higiene posible, por ello es recomendable lavar muy bien los recipientes una vez que ya se hayan utilizado, así garantizarás un tiempo de utilidad mucho más prolongado.

Conoce el uso adecuado de más instrumentos de laboratorio, forma parte de nuestra comunidad y aprende  más.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *