Vaso de Precipitado

vaso de precipitado de laboratorio

Dentro de los instrumentos que existen en el laboratorio, ninguno es tan reconocido y usado como el Vaso de Precipitado. Apuesto que todos alguna vez lo han escuchado e incluso manipulado, ya que a pesar de tener muchas funciones es uno de los elementos más seguros.

Pero ¿Cuánto realmente conoces sobre el Vaso de Precipitado? Quizás mucho o muy poco, pero lo cierto es que faltarían muchos años de investigación para conocer todos sus aspectos, sin embargo, intenté dilucidar los más importantes y te los presentaré en las siguientes líneas.

¿Qué es un Vaso de Precipitado?

Un vaso de Precipitado no es más que en un envase elaborado con material resistente y transparente, que funciona como el escenario ideal para la realización de un gran número de reacciones.

El nombre de Precipitado viene por ser ésta quizás su función inicial, es necesario recordar que un precipitado es el sólido obtenido al final de una cristalización de disoluciones, incluso hay un tipo de vaso llamado Cristalizador.

Sin embargo al pasar el tiempo se ha ido especializando y abarcando más campos, hasta convertirse en el instrumento universal que hoy en día es.

¿Para qué sirve un Vaso de Precipitado?

El Vaso de Precipitado persigue muchos objetivos dentro del laboratorio, entre las que se pueden nombrar están:

  • Ser usado como un contenedor, es decir para almacenar distintas sustancias por breves períodos de tiempo.
  • Es un envase resistente al calor, ideal cuando se necesita calentar un compuesto directamente tanto en el trípode y mechero, como en el soporte universal.
  • Puedes mezclar, diluir y disolver sustancias en su interior, ya que es un envase resistente y completamente neutro.
  • Como su nombre lo establece permite obtener precipitados.
  • Facilita el verter sustancias de un envase a otro con completa seguridad gracias al pico que posee.
  • Puedes transportar sustancias de manera fácil y segura.

Todas las funciones que puedes realizar gozan de una completa facilidad y seguridad de manipulación. Sin embargo cuando se trate de elementos nocivos es necesario e importante cumplir con las normas e implementos de seguridad para evitar el contacto directo que desencadene problemas en la salud.

¿Cómo funciona un Vaso de Precipitado?

El Vaso de Precipitado no tiene un mecanismo de funcionamiento mecanizado, toda va a depender de la función final que le quieras otorgar a este instrumento.

En general se basa en verter una sustancia para medirla rápidamente o para luego calentarla, si tu finalidad es la segunda debes colocarlo en una rejilla y debajo de ésta rejilla colocar el trípode y el mechero de Bunsen.

Sencillamente el vaso viene a ser el escenario para que se den todas las reacciones necesarias.

Usos del Vaso de Precipitado

Los usos del Vaso de Precipitado están destinados a obtener y generar reacciones químicas en este espacio, pues como te mencioné anteriormente en su interior se propician todas las condiciones para que se den correctamente.

Tienes que saber que el Vaso de Precipitado gira todas sus fuerzas y cualidades a resolver problemas dentro del laboratorio de química.

Debido a esto interviene de manera directa en reacciones de calentamiento, separación de sustancias, para cristalizar componentes en su interior, para generar precipitados y por último para ser un contenedor por tiempos breves de distintas sustancias.

Es un elemento trascendental, capaz de trabajar con casi cualquier tipo de sustancia y generar cualquier tipo de fenómenos.

vaso de precipitado para laboratorio

Tipos de Vasos de Precipitado

Los vasos de Precipitado tienen una clasificación muy extendida aunque sea difícil de creer, pues a simple vista parece sólo un vaso con graduación. Sin embargo se diferencian por el material con que se elaboran, por la estructura como tal y por la capacidad que tienen. De ahora en adelante tienes la meta de detallar un poco más a estos vasos de precipitado los cuales se clasifican:

  • Según la capacidad

Vasos de Precipitado de 50 ml a 100 ml:

En este caso, existen sólo dos vasos con tamaños de 50 ml o de 100 ml. Si tienes que medir algo menor a 50 ml usas el primero y si es más usas el segundo modelo de vaso.

Vasos de Precipitado de 250 ml a 500 ml:

Al igual que el anterior, los vasos no son entre intervalos sino que existe un vaso de 250ml y uno de 500ml. Lo que te permite medir sustancias entre ambos usando los vasos correspondientes.

Aunque muchos recomiendan por ejemplo, si quieres medir 300 ml, usar uno de 250 ml y uno de 50 ml, pues cuando son usados a su capacidad máxima las mediciones son más precisas.

Vasos de Precipitado de 600 ml a 1000 ml:

Para medir gran magnitud de sustancias, son los vasos de precipitado más grandes de todo el laboratorio.

  • Según el material de elaboración

Vasos de precipitado de vidrio de Borosilicato:

Como su nombre lo establece, el vidrio de Borosilicato es una modificación del vidrio convencional, donde se le incluyen óxidos pertenecientes a estos dos elementos, el Boro y el Silicio, lo que le proporciona una durabilidad mayor, un diseño transparente pulido y una resistencia mejor a más bajo peso.

Vasos de Precipitado de vidrio común:

Fueron quizás los primeros vasos de precipitado que salieron al mercado, están elaborados del vidrio que conocemos convencionalmente. La razón es  que este vidrio es capaz de soportar variaciones extremas térmicas y tiene una resistencia ampliada ante diferentes tipos de sustancias que se le agreguen.

Vasos de Precipitado de plástico especializado:

Es el vaso de precipitado barato, pues está elaborado a partir de plástico que tiene algunas especializaciones para conferirle una mayor resistencia.

  • Según la estructura funcional

Vasos de Precipitado Tipo A o Vaso de Precipitado Griffin:

Es el tipo de vaso más común de todos, pues presenta una amplia variación en cuanto a tamaños, capacidades y por supuesto materiales, fue creado por William Colvin Griffin. Este instrumento se caracteriza por su altura que es menor que la base, bordes gruesos y presenta un pico que permite la salida controlada de las sustancias.

Vaso de Precipitado Tipo B o Vaso de Precipitado Berzelius:

A diferencia de los Griffin, estos vasos son más altos que anchos, fueron creados por un químico oriundo de Suecia llamado Jöns Jacob Berzelius. Este modelo es ideal, cuando estás trabajando con electrodos y se caracterizan porque algunos de ellos no poseen un pico para verter sustancias.

Vaso de Precipitado Tipo C, Vaso de Precipitado Plano o Cristalizador:

Se caracterizan por no tener una escala de medición en su superficie y no presentar pico. Son usados mayormente no para medir, sino para hacer reacciones de cristalización o calentamiento de compuestos ante el mechero de Bunsen.

En fin, dada su trascendencia es que se han diversificado los tipos de vaso de precipitado, porque han motivado a lo largo de los años a personas a innovar con éstos y a probar nuevos procedimientos experimentales.

vasos de precipitado

Características de un Vaso de Precipitado

Los vaso de precipitado representan un elemento infaltable en cualquier laboratorio, esto gracias a la infinidad de características que poseen, que los dotan de la capacidad de lograr muchas cosas y de ser el escenario de innumerables reacciones. Estas son sus  características principales:

  • Es un objeto que tiene forma cilíndrica y su base es plana para poder ser estable en cualquier sitio por sí solo.
  • Es quizás el instrumento de laboratorio más versátil, puesto que puede intervenir en casi todas los reacciones que se realizan, desde diferentes enfoques.
  • Algunos modelos presentan una graduación en el dorso, sin embargo no están calibrados así que no tomará mediciones perfectas, como lo hacen otros instrumentos de mayor precisión.
  • La mayoría de los modelos presentan un pico que le permite verter las sustancias internas a otro contenedor de manera controlada, para evitar derrames del mismo.
  • Están elaborados únicamente a partir de vidrio o plástico, porque son elementos transparentes que permiten ver a través de ellos cómo se comportan las sustancias en un momento dado.
  • Tienen en sí componentes que evitan lo corrosión del envase como lo es el teflón.
  • Los modelos convencionales son en base a mililitros, como pudiste observar en la clasificación, sin embargo hay algunos que superan el litro de capacidad.

Es un elemento casi exclusivo de los laboratorios de química, pues es en este campo dónde se realizan reacciones químicas con diferentes sustancias, proyectando aún más la importancia de éste instrumento.

Importancia del Vaso de Precipitado

La importancia que tiene este instrumento en los laboratorios es vital, pues como te he venido mencionando, interviene en casi todos los procesos que se acontecen allí dentro.

Además es un elemento muy seguro y fácil de utilizar siendo quizás uno de los primeros que se manipulan en los laboratorios de los planteles educativos y dada su practicidad es usado con mayor hincapié en todos los procedimientos a esa escala.

Finalmente la trascendencia que tiene este elemento es gracias a la expansión que ha logrado alcanzar desde su nacimiento, posicionándose como un instrumento de fácil acceso en todos los laboratorios a nivel mundial.

¿Quieres conocer más sobre estos materiales? Te invito a seguir mis redes sociales, donde encontrarás toda la información que necesites.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *