Calibrador Digital

El calibrador digital es un Instrumento de medición altamente usado en el campo industrial. La historia del instrumento no digital data del siglo VI a.c. Se han encontrado modelos similares en la antigua China y su uso se data de los griegos a los romanos. El digital entró en el mercado en el año de 1982 a raíz del desarrollo de las ciencias meteorológicas.

Se denomina metrología al estudio de la medición de magnitudes, la cual aboga por el continuo mejoramiento y evolución de los instrumentos de medición para obtener mayor comodidad de uso y mejor precisión. Al calibrador digital también se le conoce por el nombre de pie de rey y se utiliza para medir la longitud o diámetros interiores y exteriores.

¿Qué es el Calibrador Digital?

El calibrador digital mide longitudes con gran exactitud. Una longitud es la extensión recta de un cuerpo. Para medirlo, el calibrador emplea una suerte de “regla” con medidas en su lado inferior, en centímetros y milímetros. Mientras en la superior tiene medidas en pulgadas y fracciones de pulgadas. Esta “regla” posee mordazas al modo de las llaves con para medir exteriores o interiores.

Los calibradores clásicos aparte de las medidas que posee en la “regla” principal, también cuenta con dos nonios, ubicados en la parte superior e inferior respectivamente. Los nonios son escalas auxiliares; básicamente dividen la regla principal permitiendo hacer mediciones más exactas.

Los digitales cambiaron los nonios por pantallas y botones para controlar su configuración. Esta hace aún más precisa la medición pues no depende del cálculo humano sino que se realiza de forma automática al manejar el calibrador. Estos presentan la medida en diferentes escalas, ya sea milímetros, pulgadas o cualquiera que esté disponible en su configuración.

¿Para qué sirve un Calibrador Digital?

Como instrumento de medición, el calibrador es de los más precisos. Debido a su tamaño, las longitudes que mide son pequeñas. Estas pueden ser internas, externas o de profundidad gracias al medidor de profundidad que posee en la parte inferior del mismo.  El cual es una pequeña varilla del material del calibrador.

La precisión de un calibrador es de una décima de milímetro, aunque los digitales llegan a una precisión de una quincuagésima parte de milímetro. Debido a esto es altamente utilizado en la fabricación de instrumentos, sobretodo aquellos que necesitan medidas exactas sin margen de error para su adecuado funcionamiento.

Cómo funciona el Calibrador Digital

El calibrador digital ser muy sencillo de utilizar. Por lo general cuenta con al menos tres botones que facilitan su operación.

  • Un botón de ON/OFF: para encender y apagar
  • Otro botón “0” (Cero): que borra la medición anterior y reinicia el equipo
  • Y un tercer botón que te permite elegir entre medir en calibres o pulgadas

Para medir el exterior solo deberás colocar la pieza entre las mordazas más grandes, que están en la parte inferior del calibrador. Como el calibre es digital te dirá automáticamente la medida.

Para medir el interior, utiliza las mordazas más pequeñas, localizadas en la parte superior. Solo coloca entre ellas el objeto a medir, hasta que hagan tope y listo.

En definir la profundidad, haz uso de la aguja o barra para medidas, que está en el extremo derecho del calibrador.

Usos de un Calibrador Digital

En el sector industrial se usa mucho este instrumento, sobre todo para fabricar otros. De hecho incluso dependen de su longitud para su uso. Por ejemplo los tornillos, engranajes, piezas de maquinaria, instrumentos médicos, y todas las piezas pequeñas que conforman los mecanismos de los instrumentos que utilizas necesitan esta clase de precisión en sus medidas.

El calibrador digital, también llamado pie de rey, es de los instrumentos de medición más modernos en el mercado y así también el más costoso. Su precisión garantiza medidas exactas, difíciles de determinar por el ojo humano. Sin duda una excelente adquisición para cualquier laboratorio.

Tipos de Calibrador Digital

En sí, los calibradores se distinguen por la precisión, que va de una décima de milímetro a una quincuagésima. No obstante, también hay una diferenciación dependiendo lo que necesite ser medido y más que eso, en el tamaño de este. Así que basándome en la precisión y el tamaño procedo a nombrar los principales tipos de calibradores.

Si lo diferenciamos por tamaño, encontramos los calibradores tipo tornero, que son realmente grandes, e incluso algunos están diseñados para la medición específica de agujeros, por lo que cuentan solo con las llaves de medición externa. Estos modelos muchas veces no son tan precisos como los calibradores pequeños y se usan frecuentemente en construcción.

La otra diferencia es entre los calibradores clásicos y los digitales, es decir, basada en la precisión. Los calibradores clásicos dependen de sus nonios para determinar la medida con precisión, de estos existen dos tipos, los universales y los que tienen reloj, estos últimos son de lectura más sencilla pero tienen el inconveniente de no poder medir en pulgadas. De los tres, los más precisos son los digitales.

¿Cómo se usa un Calibrador Digital?

El primer paso para usar tu calibrador digital es encenderlo, seguidamente debes elegir si vas a medir en milímetros o pulgadas (es tan sencillo como presionar el botón que indica el cambio). Luego tienes que cerrar las mordazas y llevar a cero la pantalla del calibrador, este tiene un botón que indica “zero” para ello y está preparado para medir lo que desees.

Características de un Calibrador Digital

Al primer momento de tener un calibrador en las manos quizás te puedas sentir confundido al ver todas las partes que lo componen; pero no hay nada de qué asustarse porque el calibrador es un instrumento que se aprende a usar fácilmente y lo primero es conocer todas sus características.

  • Mordazas inferiores: medición de partes externas de un objeto
  • Mordazas u orejas superiores: medición de la parte interna de un objeto
  • Varilla: ubicada en la parte posterior sobresale como una pieza delgada, se utiliza para medir profundidades.
  • Pantalla: Indica la medida automáticamente y cuenta con interruptores de prendido, apagado y cambio de escala.
  • Tornillo de traba: se usa para fijar la posición de las mordazas una vez tenga el objeto que va a medir.

Al prescindir de los nonios, los calibradores digitales no son tan complejos de usar pues solo deben ubicar el objeto que han de medir en el calibrador. Haciendo que sea realmente sencillo su uso. Las partes que se usan para medir el objeto, son las mordazas y la varilla; y aquello que indica la medida es la pantalla.

Importancia del Calibrador Digital

Las ventajas del calibrador digital son bastante precisas, es mucho más cómodo de usar y también es más preciso. Haciéndolo superior a los anteriores modelos, de hecho algunos tienen incluso puertos usb para la extracción de los datos medidos y su posterior almacenamiento, ayudando a llevar un registro de este.

La principal desventaja del calibrador digital son sus costos, muy por encima al de los calibradores clásicos. Este calibrador no obstante, es indispensable para muchas áreas de la industria; en muchos casos un calibrador clásico tiene un grado de precisión suficiente, pero para los que necesitan exactitud el calibrador digital es la mejor opción.

La medición de magnitudes es un ámbito que toma importancia cada día debido a su contribución en otras áreas y la necesidad de precisión en las mismas.

Conoce cada uno de los instrumentos que se encuentran dentro de un laboratorio, de esta manera podrás saber cuál es la forma correcta de utilizarlos. Sígueme en las redes sociales para obtener más información. ¡Sígueme!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *