Desecador

Instrumento de laboratorio utilizado para la conservación en seco de una muestra. Existen sustancias cuyas composiciones pueden verse afectadas por la exposición a la humedad. La saturación de humedad dificulta la transferencia de masa en un espacio y las sustancias a raíz de ello pueden comenzar a romperse.

La exposición al calor es una de las formas más utilizadas para combatir la humedad; sin embargo, dependiendo del tipo de sustancia, esta puede no ser la mejor manera ya que, en si, el cambio de temperatura puede generar reacciones en la sustancia. Igualmente no es apropiado para su conservación por lo que se emplea el desecador.

¿Qué es un Desecador?

El desecador es un instrumento compuesto por dos partes; una gran cavidad que se utiliza para colocar la muestra a conservar y otra de menor espacio para albergar el desecante. Un elemento desecante es aquel que posee cualidades higroscópicas, es decir, que absorbe la humedad del ambiente.

Uno de los desecantes más utilizados es el gel de sílice que gracias a su gran porosidad absorbe la humedad en ambientes cerrados. Este no es tóxico ni inflamable y se regenera a una temperatura de 150 °C. Empero, este no es el único desecante usado en desecadores, pues estos varían dependiendo la sustancia.

El óxido de fósforo, hidróxido de sodio/potasio o el ácido sulfúrico son de uso común. En las disoluciones se usa sulfato de sodio o de magnesio anhidro; como puedes observar hay diversas opciones y varían, dependiendo la sustancia a someter al desecado.

El desecador funciona con un sellado al vacío, esto debido a que el vacío es la falta de material en un espacio; en este espacio, por ende, la densidad de partículas es muy baja. El proceso desecador se realiza en esta condición para que la muestra no esté expuesta al ambiente que le puede proferir humedad.

Para garantizar esta condición muchos desecadores tienen en su diseño una llave de paso para extraer el aire del interior del recipiente. Algo a tener en cuenta es que debido a su condición de sellado al vacío, abrir el recipiente luego del proceso desecante puede un poco difícil.

¿Para qué sirve un Descador?

El desecador elimina la humedad de una muestra, la deshidrata, permitiendo que se mantenga en óptimas condiciones al aislarla de los agentes que pueden entrar en contacto con ella en el ambiente. Esto lo hace sin causar alteraciones en la muestra como se haría por medio de cambios de temperatura o contacto directo con otras sustancias.

La muestra y el material desecante se mantienen separados gracias a la plataforma de ubicada entre ambas que impide entren en contacto, pero que cuenta con rejillas para permitir que el desecante actué sobre la muestra absorbiendo la humedad del ambiente.

Usos del Desecador

El desecador se utliza tanto para deshidratar como conservar una sustancia y es requerido en varios tipos de procedimientos químicos. El desecador también se utiliza en el proceso de enfriamiento de muestras para evitar que absorban humedad; aunque este uso necesita ciertas precauciones porque al calentarse puede incrementar la presión rompiendo el ajuste de la tapa, o bien provocar un vacío parcial.

El desecador a pesar de ser un instrumento de uso sencillo necesita ciertas precauciones en su uso; si la muestra está demasiado caliente es prudente esperar que se enfríe un poco para no causar cambios bruscos de presión en el desecador. Igualmente, al retirar la tapa se debe hacer de manera deslizante para no alterar la muestra con el cambio abrupto de presión.

Otra consideración importante es qué tipo de desecante utilizar y esto se debe hacer evaluando la muestra y el procedimiento. Hay desecantes que no funcionan tan bien en ciertos tipos de sustancias, o son más rápidos que otros, al igual que la diferencia en el control que mantienen sobre los niveles de humedad, incluso factores como la economía pueden ser  determinantes al elegir un desecante.

La limpieza del mismo y el sellado hermético son factores que influyen también en la muestra. En general, el desecador se usa en diversos procedimientos en el laboratorio que requiera la preservación de la muestra o un secado sin exposición a la humedad, para el tratamiento de muestras sensibles a ella que no pueden preservarse en el ambiente.

Tipos de Desecador

Hay distintos tipos de desecadores, aunque todos cumplen con la misma función, por lo que aunque tengan leves diferencias de diseño, en cuanto a funcionalidad se mantienen todos en el mismo término. Aún así, las diferencias de diseño pueden ser significativas a la hora de elegir un desecador, así qué te presento sus distintos tipos:

  • Desecador circular

    Del tipo más común, usado generalmente para muestras pequeñas o medias. Se le encuentra de plástico o vidrio, siendo el de vidrio más complicado de manipular.

  • Desecador de gabinete

    Usado para muestras grandes, es un desecador cuadrado, similar a una caja. Vienen en policarbonato, acrílico o acero inoxidable. Una característica particular de estos es que hay modelos que vienen con múltiples cámaras.

Ambos tipos de desecadores se pueden encontrar con sellado al vacío o no, con llave para la extracción de aire y de diferentes materiales. Pero la diferencia principal entre ellos radica en que el circular es preferible para muestras pequeñas y el transporte de las mismas, mientras que el de gabinete para muestras grandes y conservarlas.

Características del Desecador

EL desecador, en cualquiera de sus dos tipos, son fáciles de identificar y de utilizar; teniendo características distinguibles entre los materiales de laboratorio. En sí, está compuesto de cuatro a cinco partes dependiendo el tipo, las cuales son:

  • Cuerpo

 La parte más grande y la que contiene a las demás, está dividida en dos partes desiguales.

  • Tapa

Es utilizada para sellar la muestra.

  • Plataforma removible

Se utiliza para las partes del cuerpo, posee agujeros y es donde se coloca la muestra. Esta puede ser de porcelana, plástico o acero, siendo la de acero la mejor opción.

  • Puerta

Se usa para los de tipo gabinete, cumple la función de la tapa.

  • Termohigrometro

Se usa para los de tipo gabinete, permite tener control del nivel de humedad.

La llave para vacío es opcional dependiendo el modelo y puede venir en cualquiera de los tipos de desecador. Una característica adicional del de tipo de gabinete es qué puede contar con múltiples capas si posee varios niveles para el almacenamiento de muestras.

Importancia del Desecador

El desecador es un instrumento de gran importancia para la manipulación de muestras y el cuidado de estas en los diversos procedimientos que se realizan en el laboratorio. Mantener la integridad de las muestras es una de las preocupaciones principales de los científicos y el desecador es un gran instrumento para ello.

Los herramientas del laboratorio cumplen una función determinada que permite llevar a cabo los procesos de manera satisfactoria y todos tienen importancia y relevancia dentro de su ámbito.

¿Quieres indagar más al respecto? Te recomiendo que eches un ojo a mis posts que cuentan con la información más completa al respecto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *